Hernán y Yaceska Santiago

Soy natural de Corozal, Puerto Rico, de una barriada con muchas limitaciones económicas y sociales. Criado por mi abuela y mi madre. A mi padre apenas lo conocí. Aunque mi abuela y mi madre no tuvieron mucha escolaridad, siempre me decían que tenía que estudiar porque era lo único que me podían dejar de herencia. Tuve la oportunidad de ir a la universidad donde cursé estudios de ingeniería civil en las noches, mientras en el día trabajaba en una compañía de construcción para costearme los estudios.

Yaceska tuvo a sus padres y desde niña se dedicaba al baile y actuación, pero sus padres siempre llegaban tarde porque estaban trabajando. Estudió sindicalismo en el área obrero patronal y terminó trabajando en algo que no estudió, tasadora, porque era lo que su padre hacía.

Desde novios comenzamos a forjar nuestro futuro. Logramos tener nuestro propio negocio, una compañía la cual me esclavizó y apenas dormía tres horas diarias. Yaceska hacía trabajos de tasación a diferentes bancos en PR y federales.

En el 2002, un gran amigo, el Sr. Ranny Marrero, me presentó la oportunidad de 4Life; la cual cambió nuestras vidas. Los primeros pasos en el negocio fueron fuertes ya que ni Yaceska, ni mi familia y mucho menos mis amigos me apoyaban. Pero eso no me detenía ya que como atleta que he sido toda mi vida, he aprendido a no detenerme hasta llegar a la meta. Pase por el mismo proceso que pasaría cualquier persona comenzando en este tipo de negocio. Me conecté al sistema educativo y los resultados hasta el día de hoy los estamos viviendo. Nuestra compañía de construcción a los 2 años y medio de estar desarrollando el negocio la cerramos y al tercer año en la oportunidad mi esposa se retiró de trabajar como tasadora.