Lourdes García

Antes de conocer esta oportunidad Lourdes era ama de casa y madre de dos niños de tres y uno y medio años, y yo trabajaba en la industria farmacéutica como técnico de instrumentación. Nuestros sueños eran poder conseguir "algo" que nos ayudara financieramente y que me ayudara a mejorar la salud, porque estaba padeciendo de inflamación en el sistema nervioso y muscular, lo que me restringía el movimiento por el dolor. Los médicos decían que mi enfermedad era degenerativa, que no tenía cura.

Para ese tiempo estábamos muy mal desde el punto de vista financiero, no podíamos trabajar, y Lourdes tenía la carga sobre sus hombros de cuidar los niños y de mí. Las deudas se acumularon al punto de casi perder carro, casa y no tener ni para comer. Como padres nuestra mayor preocupación era dar una buena educación a nuestros hijos, compartir con ellos más tiempo, tener un estilo de vida diferente a lo común. Pero, ¿cómo lo íbamos hacer?

Le pedimos a Dios que nos ayudara a salir de esa situación. Al otro día nos llama un amigo de Lourdes y nos habla de un producto para el sistema inmunológico que podía ayudarme y que además era una buena oportunidad de negocio. El 29 de octubre del año 2000 firmamos nuestro contrato y comenzamos esta emocionante aventura en búsqueda de nuestros sueños. En dos meses estaba mejor y comenzamos a compartir con otros este gran testimonio. Al no tener ninguna experiencia en redes de mercadeo nos dejamos llevar por nuestro mentor, el Dr. Herminio Nevárez, a quien le agradecemos nos llevara de la mano hasta convertirnos en profesionales de esta industria.

Recuerdo que estábamos maravillados con la rapidez con que trabaja el producto, con el plan de compensación y que era una industria de alta productividad; además de que estábamos en la tendencia que va a dominar las próximas décadas en la industria. No dejábamos de practicar el plan de negocio, dando sentido de urgencia. No parábamos de leer libros, escuchar los cd y herramientas que nos dirigieran y entusiasmaran a ser mejores líderes.

Al estar trabajando directamente con el Dr. Nevárez, fuimos viendo como se iba estructurando y desarrollando el sistema educativo en sus diferentes partes, lo cual nos ha permitido comprenderlo a profundidad y poder ayudar a otros. Durante este proceso hemos logrado llegar a posiciones de liderazgo dentro de nuestra organización, siguiendo los pasos que describe nuestro sistema para la duplicación y experimentando las distintas fases del crecimiento personal, espiritual y profesional. Es por esto que decimos que tenemos un sistema de desarrollo integral para todo aquel que quiera hacer de esta oportunidad su estilo de vida.

Nos sentimos orgullosos y felices de poder ayudar a otros a través de una oportunidad como esta. Te invitamos a seguir lo que sientes en tu corazón y convierte este proyecto en parte de tu vida. Dale toda tu pasión y ten la disposición de entrar en un proceso de transformación radical. Déjate llevar por la magia del sistema y verás en los próximos años los resultados de ese esfuerzo.

Agradecemos a todos los socios que forman parte del crecimiento de nuestras organizaciones y les exhortamos a que sigan perseverando y mantengan sus sueños vivos en sus corazones, dando lo mejor de ustedes para dejar su legado a las generaciones futuras. Estamos comprometidos a hacer lo necesario para seguir sembrando esta semilla en los corazones de millones de personas a los que todavía no hemos logrado llegar, para ayudarles a cambiar sus vidas y con ellas el mundo.