Ángel e Ivelisse Molina

Para el año 2002 estaba trabajando en los almacenes de una empresa en Puerto Rico, era un simple empleado de almacén, cargando cajas. Mi esposa y yo teníamos solamente un carro, vivíamos en un sótano y estábamos económicamente ahogados. Llegué a un punto de frustración y cansancio, que recuerdo haber pedido a Dios con lágrimas que por favor pusiera una oportunidad en mi camino.

En el momento que menos esperaba mi amigo Juan Rosado me ofrece una tremenda oportunidad. Consulté con mi esposa y ella decide apoyarme. Comenzamos esta nueva jornada en nuestras vidas. Los resultados no se hicieron esperar; en poco tiempo alcancé las metas trazadas y todo por haberme dejado guiar por el Sistema Educativo de International Networkers Team.

Sin duda alguna, nuestro estilo de vida actual es muy diferente. Si no hubiera sido por Dios y el sistema no hubiera podido lograrlo. Hoy día mi esposa y yo estamos retirados. Tenemos un maravilloso estilo de vida, la casa que soñábamos, los autos que deseábamos y más importante aún, podemos dedicarnos a lo que más nos gusta hacer que es dedicarle tiempo al señor. Definitivamente lo que antes no podíamos hacer, hoy día podemos. ¡Date la oportunidad tú también!